Cuatro tecnológicas pelearán este año por liderar el coche conectado

Cuatro tecnológicas pelearán este año por liderar el coche conectado
Internet llega a todas partes, al ordenador, al móvil, a la nevera y por supuesto, también al coche. En cinco años, si las previsiones de la consultora especializada en automoción SBD y el GSMA (Groupe Speciale Mobile Association) se cumplen, el número de coches nuevos que tendrán elementos de conectividad multiplicará por siete. Un estudio de IBM va aún más allá. Según sus datos, el 90% de los vehículos que salgan al mercado hasta 2020 contarán con algún elemento de conectividad. Estas novedades supondrán un mercado valorado en 39.000 millones de euros en 2018, un 300% más de los 13.000 millones que movió en 2012, otra vez según SBD y GSMA.Las tecnológicas y los desarrolladores de aplicaciones preparan sus mejores armas para posicionarse en cabeza de un mercado tan jugoso y aún sin explotar.Entre este año y el que viene, las principales empresas lanzarán sus sistemas operativos para conectarse en el coche. El pionero fue Mirror Link, el sistema creado por Nokia con el Connected Car Consortium (CCC), que aúna a más del 80% de los fabricantes de coches de todo el mundo, y que se encarga de duplicar lo que se ve en la pantalla del smartphone en la pantalla del salpicadero de los vehículos. Apple ya desveló en marzo su CarPlay, Google confirmó a finales de junio su sistema Android Auto y en los próximos meses, acudirá Windows in the Car de Microsoft a la competición. Cuatro sistemas operativos diferentes que polarizan aún más un mercado muy fragmentado, sin estándares al uso de momento.De hecho, el I Estudio de Coches Conectados, realizado por la asociación de empresas de la publicidad IAB Spain, Applicantes, Periodismo del Motor y Kaspersky Lab, pone de manifiesto esta dispersión también en España. Hasta 24 marcas de coches ofrecen ya opciones de conectividad en el país, modelos en los que conviven ocho tipos de conexión diferentes y distintas opciones de aplicaciones. El estudio afirma además que, dentro de estas 24 marcas, la oferta de contenidos y servicios difiere mucho entre fabricantes. Nada menos que 11 marcas tienen su portal personalizado para activar o gestionar servicios conectados a aplicaciones y cuentan con su propio mercado para comprar aplicaciones, explican en el estudio, al estilo de Google Play y App Store para los móviles de Android y Apple, respectivamente.De las 223 aplicaciones que los responsables del estudio han analizado, un 62% son de uso en y desde el coche y un 37% funcionan vía smartphone. Los modelos que más aplicaciones tienen son BMW, con 34 aplicaciones, seguido de Renault con 24 y de Mercedes, con 22. Opel, Ford y Lexus, por el contrario, han de ampliar su oferta, afirman desde el estudio. Ford, sin embargo, es de las pocas marcas, junto con Infinito, que ofrece soluciones de conectividad desde los acabados más bajos.En exclusiva o a dos bandasMientras el mercado se desarrolla, las tecnológicas tratan de llevarse la exclusiva de los vehículos, llegando a acuerdos con los fabricantes para introducir sus sistemas. Los fabricantes, que tampoco quieren equivocarse de estándar, pactan con los dos grandes y se curan en salud. Entre las marcas que están trabajando con ambas compañías están Alfa Romeo, Audi, Chevrolet, Chrysler, Dodge, Fiat, Ford, Honda, Hyunday, Kia, Mazda, Mitsubishi, Nissan, Jeep, Opel, Subaru, Suzuki o Volvo. Google ha conseguido que marcas como Bentley, Infinity, Masserati, Renault, Seat o Skoda por el momento se decidan por su sistema. Apple también se ha movido para conseguir acuerdos con fabricantes que hasta el momento no están dentro del listado de Android Auto. Es el caso de Ferrari, Mercedes, BMW, Citroen, Jaguar, Land Rover, Peugeot o Toyota.


http://www.cincodias.com/img/logoRSS.gif

Leer articulo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: