El automóvil español sube precios para dar aire a las redes comerciales

El automóvil español sube precios para dar aire a las redes comerciales
Los coches en España empiezan poco a poco a subir de precio. No son grandes subidas ni afecta a todas las marcas por igual pero, en el cómputo del año, los automóviles han alcanzado un precio medio de 23.756 euros por unidad, un discreto 1% respecto del coste medio unitario al cierre de 2013, que acabó el año con 23.532 euros por vehículo, según los datos recopilados por la consultora MSI para Faconauto. En concreto, en el mes de julio, los precios de los vehículos han subido un 3% respecto del mismo mes del año anterior, apuntan los datos. El precio de 2014 es el mayor desde 2007, cuando un automóvil costaba de media 23.048 euros. En 2008, los precios ya se colocaron en 22.825 euros, descendieron aún más en 2009, con 22.316 y sólo volvieron a alcanzar los 23.000 euros en 2011.Curiosamente, el alza por encima de los 23.000 euros de los vehículos coincide con la etapa en la que los concesionarios perdieron más dinero de todo el periodo de crisis. El primer trimestre de 2011 fue el primero en el que las redes comerciales empezaron a dar rentabilidades negativas, según un informe de Snap On para Ganvam. Estas pérdidas se fundamentan en la misma razón por la que el consumidor directo apenas va a notar estas ligeras subidas, entre otras cosas, porque los descuentos por vehículo se encuentran en el punto más alto de su historia.La media de rebaja por coche asciende en lo que va de año a 4.105 euros, un ligero 2,2% más que en el año anterior, cuando el esfuerzo promocional ya rebasó los 4.000 euros. Entre 2010 y 2014, las rebajas unitarias han crecido un 46% desde los 2.810 euros de 2010. Sin embargo, los precios de los vehículos en ese periodo sólo se han incrementado un 4%. Hundimiento de las redesLa fuerte caída en las matriculaciones de vehículos desde 2007 (se venden un 54% menos de coches en España) y el alza de los descuentos motivaron el desplome de las cuentas de los concesionarios. Según este informe de Snap On, el año 2012 cerró con una rentabilidad media negativa del 1,5% y esta tendencia se mantuvo y empeoró en 2013. Snap On justifica este hundimiento en el hecho de que la segunda fase del Plan PIVE todavía no había cogido la fuerza suficiente para impulsar el resultado global medio de las concesiones mientras que la posventa ya estaba viéndose afectada por el envejecimiento del parque y la caída de la actividad en taller y recambios. Las cifras del sector señalan que durante la crisis, las redes de distribución han perdido el 20% de su volumen y unos 50.000 empleos a cierre de 2013. Los datos de la consultora para Ganvam señalan, sin embargo, que el resultado final obtenido por el concesionario medio en España se ha situado a finales del primer trimestre del año 2014 en el 0,1% sobre la facturación total. Es el primer trimestre desde hace 4 años en el que el primer periodo del año nos da una cifra positiva y superior a la experimentada durante el trimestre anterior. Con la mejora de las matriculaciones, que esperan cerrar el año con un incremento del 17% frente a 2013, y el incremento de los márgenes, el sector de los concesionarios aspira a cerrar el año en positivo.


http://www.cincodias.com/img/logoRSS.gif

Leer articulo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: