La biotecnológica Oryzon prepara su salto al Nasdaq en dos años

La biotecnológica Oryzon prepara su salto al Nasdaq en dos años
Oryzon Genomics se prepara para dar el salto a Estados Unidos. Sus responsables trabajan en este momento para buscar inversores internacionales que les abran las puertas del mayor mercado del mundo para la industria farmacéutica. Su objetivo es salir a cotizar en el Nasdaq en un plazo mínimo de dos años con una valoración bursátil semejante a la obtenida por empresas similares a la nuestra de nuestro sector, apunta Carlos Buesa, consejero delegado de Oryzon Genomics en un encuentro con Cinco Días. Esta aproximación supone que Oryzon cotice con una valoración de unos 1.000 millones de dólares (770 millones de euros) a medio plazo. Estos son números enormes para una empresa biotecnológica española que acaba de entrar en números negros. Pero es que, desde que cerraron en abril un acuerdo con Roche para la licencia de dos de sus fármacos contra el cáncer, las grandes afirmaciones les acompañan. Esta operación ha dado la vuelta a la compañía, reconoce Buesa. No en vano, se trató del acuerdo más grande que una compañía biotecnológica española ha cerrado con una farmacéutica multinacional de la historia del sector en España, según recalcaron en su presentación en abril. Según este pacto, la farmacéutica suiza Roche compró el desarrollo y posterior comercialización de dos familias de patentes y moléculas de Oryzon Genomics, destinadas al tratamiento de enfermedades oncológicas y hematológicas. Oryzon recibirá 21 millones de dólares (15,3 millones de euros) en concepto de pago inicial y de un hito clínico de corto plazo. Posteriormente, el acuerdo recoge diversos pagos por hitos que podrían exceder largamente los 500 millones de dólares (364 millones de euros). Con este primer pago, la compañía cerrará el año con una cifra de negocios neta de 13 millones de euros, un ebitda aproximado de unos 12,5 millones de euros y un resultado neto de 10 millones de euros. Con estos fondos, incrementaremos nuestro ritmo de inversión en investigación, detalla el consejero. Oryzon ha incrementado su plantilla en un 30% en lo que va de año y prevé alcanzar los 30 empleos a finales de año.Los fondos pactados con Roche permiten a Oryzon desarrollar otra de sus patentes más prometedora: una molécula para el tratamiento de enfermedades neurodegenerativas, entre ellas, del Alzheimer, que ha demostrado buena eficacia en los estados iniciales de la patología en las pruebas con animales. El coste del Alzheimer para la sanidad en EEUU asciende a 175.000 millones de dólares, afirma Buesa. Buesa quiere ser prudente, en todo caso. La compañía tiene fondos suficientes en este momento para completar la fase I de la investigación y la encrucijada llegaría cuando enfrenten la fase II. Esta molécula es nuestra joya de la corona actual. Es la que nos va a permitir multiplicar el valor de la compañía antes de llegar al Nasdaq, dice el consejero. Sin embargo, Buesa no esconde el apetito que hay desde las grandes farmacéuticas por hacerse con moléculas como la suya. Si necesitamos financiación antes de llegar a la Bolsa, estudiaremos otras vías, apunta.El siguiente paso para Oryzon, que tiene otras 15 patentes en cartera, es seguir desarrollando fármacos e integrarse verticalmente. Para tener producción o comercialización propias, hay que estar en EE UU. Esa es nuestra meta, afirma.


http://www.cincodias.com/img/logoRSS.gif

Leer articulo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: