Más cerca, separados

Más cerca, separados
Incluso los nacionalistas escoceses parecen aceptar que la independencia es un concepto relativo. Planean dejar una unión británica de 300 años de edad y se comprometen a unirse a una europea más reciente y más débil. Un sí a la independencia podría ser interpretado así por los defensores fervientes del proyecto europeo como un signo alentador de que la causa no está perdida. Pero la posibilidad de que ello pudiese envalentonar a los demás, en otros lugares, explica la reticencia de los escasos funcionarios europeos que han opinado sobre el tema. Los catalanes quieren un referéndum que el Gobierno español considera inconstitucional. Entonces, ¿qué ocurriría si vascos, corsos, flamencos y la Liga Norte de Italia comienzan a exigir la independencia en toda regla, con o sin la aprobación de sus Gobiernos nacionales?


http://www.cincodias.com/img/logoRSS.gif

Leer articulo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: