Un sector inmobiliario que despierta

Un sector inmobiliario que despierta
El mercado de la vivienda en España prosigue en su lento pero sostenido camino hacia la recuperación. Las señales que hacen patente esa tendencia son varias. Por un lado, la evolución de los precios del sector, que vuelven a crecer y lo hacen a una tasa del 0,8% anual, según los últimos datos de Eurostat. Por otro, el impacto cada vez mayor que las operaciones inmobiliarias tienen sobre las arcas públicas. Así, la recaudación del impuesto sobre transmisiones patrimoniales y de actos jurídicos documentados alcanzó en la primera mitad de este año los 3.479 millones de euros. Ello supone un incremento de casi el 6% respecto al ejercicio anterior y, lo que es más importante, el primer crecimiento registrado en siete años en los dos tributos autonómicos que gravan el sector inmobiliario e hipotecario. Para poder hacerse una idea de lo que implican estas cifras basta con recordar que desde 2007, la recaudación por ambos impuestos acumuló un descenso del 70%, mientras que de 1999 a 2006 esta llegó a pasar de 5.000 a 18.000 millones de euros. Ese desmesurado crecimiento fue el resultado de una fiebre edificatoria que llenó España de grúas de construcción y generó una pujante economía basada en el ladrillo y que, al igual que este, se hundió estrepitosamente en 2008. Esa debacle no solo arrastró a promotores y constructores y llevó a la ruina a miles de pequeñas empresas proveedoras sino que desestabilizó el sistema financiero y castigó duramente las arcas públicas. Una tormenta que agravó la crisis y llevó a España a una situación insostenible de destrucción de tejido empresarial y desequilibrio en las cuentas públicas.


http://www.cincodias.com/img/logoRSS.gif

Leer articulo

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: